Subscribe Us

header ads

Tierra Santa se puede convertir en un museo o un recuerdo arqueológico, alerta arzobispo

Por Nicolás de Cárdenas / ACI Prensa
Ciudad del Vaticano, a 21 de marzo de 2024.- El Arzobispo de Toledo y Primado de España, Mons. Francisco Cerro Chávez, alerta en una reciente carta de la necesidad de apoyar a los cristianos de Tierra Santa, más aún en tiempo de guerra, ante el peligro de que “se quede en un museo, en un recuerdo arqueológico solo”.

En la misiva, titulada Tierra Santa nos necesita urgentemente en tiempo de guerra, el prelado recuerda su “apoyo incondicional” a los Santos Lugares a lo largo de su ministerio y realiza tres llamamientos ante la situación actual, ya que “no podemos mirar a otro lado”.

El primero es que se realice el Viernes Santo la colecta para los Santos Lugares, subrayando que “en estos momentos sería un pecado de omisión no hacerla”. Para reforzar esta idea, Mons. Cerro explica que “muchas semanas” llama a los franciscanos que custodian los Santos Lugares: “Me indican que lo están pasando muy mal. sobre todos los que, la mayoría por las dificultades de sobrevivir, acaban dejando sus casas”, resume.

Ante el peligro de que la zona se convierta en un museo, el Arzobispo de Toledo insiste en que “entre todos hay que colaborar promoviendo peregrinaciones”.

Por otro lado, Mons. Cerro invita a formar parte de Amigos de Tierra Santa, una asociación que se reúne una vez al mes para rezar, formarse y “compatir la sensibilidad y el compromiso por Tierra Santa”.

En tercer lugar, el prelado invita a recordar en los oficios del Viernes Santo “el drama d ela falta de paz” ya que “es sangrante lo que está ocurriendo en todos los lugares donde la guerra ha tomado ‘derecho de ciudadanía’.

¿Qué es la colecta a favor de Tierra Santa?

“La Colecta para Tierra Santa con la que, durante siglos, cristianos de todo el mundo han hecho todo lo posible por la presencia de sus hermanos, en la tierra de Jesús, es la más importante de la Iglesia católica, porque establece y explica el significado mismo de la caridad”.

Así se define esta colecta que se realiza cada Viernes Santo en las parroquias de todo el mundo en el sitio web de la Custodia de Tierra Santa encomendada a los franciscanos.

El primer documento sobre esta práctica de caridad y comunión entre cristianos se remonta a 1455. Se trata de una bula del Papa Calixto III, que da permiso a los frailes a viajar para pedir donativos para el sostenimiento de los Santos Lugares.

Con posterioridad, existen otras bulas papales que hacen referencia a las necesidades de financiación en Tierra Santa, pero es en el siglo XIX cuando se realiza de manera específica el Viernes Santo.

En la exhortación apostólica Nobis in animo, de 1974, el Papa Pablo VI explica que la comunidad católica en Tierra Santa “a lo largo de los siglos, ha soportado casi innumerables adversidades y que ha estado sujeta a amargas vicisitudes de la fortuna”. De tal manera que “ya no es capaz de mantenerse a sí misma y, por lo tanto, necesita nuestra benevolencia y ayuda tanto para fortalecer su mente como para procurar riqueza”.

“Si alguna vez su presencia fallara por completo, entonces el fervor del testimonio vivo en los tan famosos Templos se extinguiría, y los Lugares Santos de los cristianos, ya sea en la ciudad de Jerusalén o en toda Tierra Santa, se convertirían claramente en museos. Ya hemos confesado abiertamente en otras ocasiones cuán preocupados estaríamos de que el número de cristianos disminuyera cada vez más en aquellas antiguas regiones que fueron la cuna de nuestra fe”, exponía el Pontífice.

Por estos motivos, establece la colecta del Viernes Santo: “En todos los templos y oratorios, encomendados al clero, sea diocesano o religioso, una vez al año -en el día 6 de la Semana Santa de la Pasión del Señor , o en otro día designado por el Ordinario de la Luz-, además de derramar oraciones especiales por nuestros hermanos fieles en Tierra Santa, se debe hacer también una contribución al cepo, que se destinará a los mismos”.

Custodio de Tierra Santa: "Ayudadnos"

En su mensaje con motivo de la colecta en favor de Tierra Santa, el Custodio de los Santos Lugares, Fray Francesco Patton, subraya que tras el estallido de la guerra en octubre de 2023 se bloqueó “una vez más la visita de los peregrinos, obligó a nuestros jóvenes a faltar a la escuela durante largos períodos y dejó sin trabajo a muchos de nuestros cristianos en Tierra Santa, especialmente en Belén y Palestina, pero también en la Ciudad Vieja de Jerusalén y en Israel”.

Para el sostenimiento de los lugares que habitó Cristo en la Tierra y las distintas obras educativas, caritativas y de promoción humana que desarrolla la Iglesia Católica, “ los frailes de la Custodia de Tierra Santa nos hacemos mendigos y os hacemos un llamamiento para que el Viernes Santo sea un día de solidaridad universal, un día en el que los cristianos de todo el mundo se ocupen concretamente de la Iglesia Madre de Jerusalén, tan necesitada en estos momento”, explica el Custodio.

“Por favor, ensanchad vuestros corazones y ayudadnos según vuestras posibilidades, para que también nosotros podamos seguir cuidando de esta Tierra Santa y de sus hijos”, concluye su mensaje.

Publicar un comentario

0 Comentarios