Últimas Noticias

lunes, 13 de septiembre de 2021

Denuncias contra “Las Brisas Consorcio Inmobiliario” no cuentan con fundamentos

Inmobiliaria de Rubén Darío Carrasco Mora es más transparente que el agua
Tecolutla, Ver., a 13 de septiembre del 2021.- Derivado de supuestas denuncias contra la inmobiliaria “Las Brisas Consorcio Inmobiliario”, que encabeza el empresario Rubén Darío Carrasco Mora, la situación y respaldo es que a la fecha por ser un corporativo serio, miles de familias invierten en la zona costera de Tecolutla.

En un trabajo de campo se arrojó que “Las Brisas Consorcio Inmobiliario”, es una de las empresas legalmente establecida y reconocida a nivel estado por diversos complejos de construcción de gran prestigio, esto desecha las denuncias sin fundamento que señalan a su titular del corporativo, y en contraste el interés de familias veracruzanas al poder disfrutar un espacio paradisiaco, llevando esto a un fondo con detonación de proyectos ecoturísticos que tanta falta hace en la zona costera de Tecolutla. 

Este señalamiento que se le hizo a la inmobiliaria, derivado de desprestigios en lo que fue su campaña electoral rumbo a la diputación local por el distrito de Misantla, pues sus adversarios electoreros pretendían a toda forma desprestigiarlo, inyectando el morbo político a lo cual se llevaron una mayúscula sorpresa, pues según la investigación que se emprendiera, se detectó que de acuerdo al artículo 27 de la Constitución Política Mexicana, el citar un decreto de 1939 que ya quedó obsoleto, arrojando que existen dos decretos presidenciales más, siendo el más reciente uno publicado por el ex presidente Enrique Peña Nieto el que le permite poder realizar proyectos de lotificación en ejidos.

La piedra en el zapato para adversarios políticos, es que Carrasco Mora o como se le conoce “El Coyame” consigo para la región, crear contextos de progreso, como la creación de fuentes de empleo, acción que inoportuno a varios actores políticos acostumbrados a vivir del erario, y con dolo trataron de desprestigiar la figura del empresario, quién hoy a unos meses de que finalizará la campaña a diputado local, sus pasos a la modernidad y progreso no se han detenido prueba de ello los diversos proyectos, correspondido por la confianza de la sociedad.

Así es como se descubrió que el dolo que se reflejó en información sin sustento, solo obedece a la mala fe política, sin bases jurídicas que lo avalara y que no procede, pues los señalamientos hacia el ejido de La Vigueta en contraste se reflejan en todo lo aquí discernido, en progreso social, económico y desarrollo ecoturístico, lo que redobla aún más la confianza de inversionistas que en su mayoría son familias veracruzanas, teniendo de esta manera un patrimonio de gran valor y con un estilo único en la región, un espacio único para personas que disfruten de la tranquilidad y lejanía de las grandes ciudades.

En cuanto a la certeza jurídica, diferentes abogados indicaron que la certificación notarial de un contrato, otorga la facultad para el dominio pleno de la propiedad, por lo que se confirma que no existe fraude en los sistemas de negocio de Rubén Darío Carrasco Mora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario