Últimas Noticias

jueves, 11 de junio de 2020

Repartidores de aplicaciones móviles, en riesgo de contagio de COVID-19

Por Guillermo Rivera / Noticiero Televisa
México, a 11 de junio del 2020.- La crisis económica derivada de la pandemia por coronavirus ha orillado a cientos de personas, muchos jóvenes, a emplearse como repartidores de aplicación, una actividad riesgosa y sin ningún derecho laboral.

Las aplicaciones no quieren reconocer que nosotros somos sus trabajadores. No tenemos Seguridad Social, ninguna prestación”, dijo Mauricio Fluss, repartidor digital de la CDMX.

Si uno se enferma no tiene a dónde ir. Cuando salgo a avenidas grandes, ahí es cuando me da miedo los carros”, agregó Axel Raya.

Mauricio y Axel, estudiantes de 18 y 19 años de edad, comenzaron a repartir comida a través de aplicaciones de empresas para solventar gastos en casa, al complicarse el panorama laboral con la pandemia de COVID-19. Pero esta labor, dicen, se precarizó aún más en el último mes. Además, que el monto que reciben por cada reparto cayó a un promedio de 20 pesos, aseguran carecer de contrato laboral y prestaciones de ley.

Por los rangos de edades, tenemos muy pocas ofertas de trabajo, la gran mayoría de los compañeros que estamos en este rango de edad Dedicarnos a esto del reparto”, enfatizó José.

Los repartidores que trabajan para compañías como Uber Eats, Didi Food, Rappi O Sin Delantal, están expuestos a accidentes viales o a ser agredidos por conductores, más si usan bicicleta.

Si tú te accidentas, si a ti te pasa algo, es tu problema porque come “eres tu propio jefe”, pues tú tienes que resolver si te pasa algo”, señaló Mauricio Fluss.

Sostienen que las empresas no intervienen en estos casos. César Arvizu es uno de los 10 repartidores que han fallecido este año mientras laboraban.

Tenemos mucha rabia por los compañeros que ya no están. Nos deja con mucha incertidumbre y miedo sobre el día de mañana yo muero atropellado o en un asalto me navajean o algo, va a ser mi problema. Uber ni ninguna aplicación va a responder por mí”, insistió Mauricio.

Organizaciones calculan que son alrededor de medio millón de repartidores en México. Con la pandemia, el número crece todos los días. Y esto implica menos trabajo y menos ingresos. Para obtener un monto satisfactorio trabajan hasta 12 horas continúas, sin importar el clima y los riesgos.

Se están saturando las aplicaciones, eso es un hecho, hay mucho desempleo y hay personas que están entrando por la necesidad de generar recursos”, detalló Saúl Gómez, vocero “Ni un repartidor menos”.

La empresa china DIDI Food respondió a En Punto que “los repartidores son prestadores de servicios independientes” y que al cumplir con sus obligaciones fiscales “ellos pueden de forma voluntaria acceder a servicios como IMSS. Uber Eats, estadounidense, dijo que “todos los viajes realizados con el uso de la aplicación están asegurados sin costo adicional para los repartidores”…

El viernes 29 de mayo, repartidores de México y otras partes de América Latina como Argentina, Chile y Guatemala exigieron prestaciones.

Ellos se están aprovechando de que nosotros, sobre todo los jóvenes, no tenemos oportunidad ni un campo laboral. Este tipo de trabajo son la nueva esclavitud del siglo XXI”, concluyó Mauricio

No hay comentarios:

Publicar un comentario