Últimas Noticias

jueves, 18 de junio de 2020

Coneval: en riesgo, 10 años de avances contra pobreza

México, a 18 de junio del 2020.- Si el Producto Interno Bruto (PIB) tiene una caída de más de 6% y la tasa de desempleo sigue en aumento a causa del Covid-19, México podría perder los logros que obtuvo en materia de pobreza entre 2008 y 2018, advirtió José Nabor Cruz Marcelo, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En entrevista con EL UNIVERSAL, el doctor en Economía estimó que la pandemia de coronavirus dejará 10 millones de nuevos pobres en el país, por lo que se corre el riesgo de que se frenen o se consuman los avances que hubo en esta materia a lo largo de una década.

"Nos llevaría un retroceso muy importante (...) porque había habido ya una reducción de tres puntos porcentuales de pobreza extrema, entonces, sí corremos el riesgo de que pudieran detenerse esos avances o, inclusive, perderse un porcentaje de ellos", señaló.

El titular del Coneval expresó que los rezagos alimentarios y de seguridad social podrían ser los más afectados por el Covid-19.

"Podría haber un incremento en la carencia de seguridad social porque, como lo hemos planteado en otros momentos, esta carencia refleja la informalidad de nuestro país y seguramente habrá un incremento de empleos informales por la pérdida de empleos.

Otra carencia que podría incrementarse -aunque hay algunos programas que ya han reforzado sistemas de apoyos alimentarios, despensas o comedores- es la alimentaria".

También estimó que las mujeres, las comunidades indígenas y los menores de edad pueden ser los sectores que sufran una mayor desigualdad y pobreza.

Para mitigar estos efectos, Nabor Cruz también hizo un llamado para ampliar los programas sociales: "Más que buscar un rediseño, me parece que lo más eficiente que han podido plantearse, en el muy corto plazo, es el aumento de cobertura de algunos programas que no habían alcanzado a ciertas personas".

Volver a superar la pobreza
El funcionario explicó que, luego de las crisis económicas de 1994-1995 y 2008-2009, México tardó hasta ocho años en regresar a los niveles de pobreza "precrisis", por lo que urgió a las autoridades a coordinarse y tomar distintas medidas para, en esta ocasión, acelerar la recuperación.

"Lo que va a condicionar los efectos negativos en el ámbito económico y en los temas de pobreza es lo que tarde nuestra economía en recuperar no sólo los empleos perdidos, sino la dinámica de un mercado laboral que continúe disminuyendo progresivamente los empleos informales, con un incremento de su salario mínimo".

Aunque el titular del Coneval tomó como punto de comparación dos crisis económicas anteriores, destacó que la que podríamos vivir tiene sus particularidades porque se generó de un encierro y del paro de las actividades económicas, y no por el endeudamiento o porque se haya destruído el acervo de capital.

Por eso, no se atrevió a asegurar que este sexenio será suficiente para recuperar las pérdidas en pobreza: "Dado que es una crisis que no ha tenido un comportamiento parecido a las previas, es complicado plantearse si la recuperación puede ser muy lenta o muy rápida.

Lo más importante es que se reactiven la economía, mercados laborales y, sobre todo, las dinámicas de las actividades comerciales y de servicio".

Pidió poner atención a factores externos, como el comportamiento de la economía mundial, la volatilidad en los mercados petroleros o el tipo de cambio, ya que éstos serán factores fundamentales para el restablecimiento de la economía.

Ante el riesgo latente de que pueda haber un rebrote de Covid-19 en el país, el titular del Coneval consideró que implementar una nueva Jornada Nacional de Sana Distancia impactaría negativamente en la economía nacional, así como en los niveles de pobreza.

"Siempre lo más importante es la salud de las personas, pero indudablemente eso podría representar un escenario muy negativo (...) Tener que volver a parar las actividades económicas nos llevaría a un escenario muy negativo", concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario