Últimas Noticias

martes, 26 de marzo de 2024

Jorge Morales: Un devoto misanteco que representa el camino de cristo en el vía crucis

Por Arquímedes González
Misantla, Ver., a 26 de marzo del 2024.- En las tranquilas calles de Misantla, un hombre se prepara para asumir un papel que va más allá de lo terrenal: el papel de Jesucristo en el Vía Crucis, una representación conmovedora del camino hacia la crucifixión. Este hombre es Jorge Morales Jiloteo, un devoto católico originario de esta ciudad, cuya fe y dedicación lo han llevado a asumir este desafiante rol con una profunda convicción.

Desde su infancia, Jorge ha estado inmerso en la religión católica, participando activamente en las ceremonias litúrgicas y en grupos de estudio religioso. Sin embargo, su conexión con la fe se profundizó aún más cuando, a los 22 años de edad, comenzó a participar en comunidades misioneras y retiros espirituales que lo llevaron a un encuentro más íntimo con Dios y con Cristo.

"Hace aproximadamente un año, me informaron que tendría el honor de representar a Jesucristo en el Vía Crucis", comparte Jorge. "Desde ese momento, he estado dedicando mi tiempo y esfuerzo a prepararme física, emocional y espiritualmente para asumir este importante papel".

La preparación de Jorge para el Vía Crucis no ha sido tarea fácil. Ha implicado abstenerse de ciertas actividades mundanas y practicar la penitencia como una forma de purificación espiritual. "Es un proceso de conversión y humildad", explica Jorge. "He tenido que dejar de lado las vanidades y los vicios para poder concentrarme plenamente en este acto de devoción".

El Vía Crucis no solo es una representación teatral, sino un acto de profunda reflexión y devoción que lleva a los participantes a revivir los momentos más dolorosos y significativos en la vida de Jesucristo. Jorge y un grupo de devotos recorren las calles de Misantla cargando una cruz de madera de aproximadamente 50 a 60 kilos, bajo el calor abrasador del sol y el peso simbólico del sufrimiento humano.

"Es un desafío físico y emocional", admite Jorge. "Pero también es un recordatorio del sacrificio que Jesucristo hizo por la humanidad y un llamado a la conversión y la redención".

El recorrido del Vía Crucis abarca varias estaciones significativas que representan los momentos más emblemáticos del camino hacia la crucifixión, desde el encuentro con la Virgen María hasta la crucifixión y muerte de Jesucristo en el monte Calvario. Jorge y los demás participantes recorren un trayecto de aproximadamente un kilómetro y medio, deteniéndose en cada estación para reflexionar y orar.

"Es un honor representar a Jesucristo en el Vía Crucis, pero también es una responsabilidad que siento profundamente", expresa Jorge. "Es un acto de evangelización y un ejemplo de vida para aquellos que se han alejado de la religión".

Jorge invita a la comunidad de Misantla a unirse a él en este camino espiritual y a reflexionar sobre el significado del Vía Crucis en sus propias vidas. "Es una oportunidad para acercarse a la fe y experimentar la transformación que Cristo puede traer a nuestras vidas", afirma. "Espero que este acto de devoción inspire a otros a buscar la paz y la redención en Cristo".

Con su profundo compromiso y su ejemplo de vida, Jorge Morales continúa guiando a la comunidad de Misantla en su camino de fe y devoción. Su dedicación al Vía Crucis es un testimonio del poder transformador de la fe y la importancia de seguir el camino de Cristo en medio de los desafíos de la vida.

El Vía Crucis 2024, dará inicio en punto de las 9:00 horas el próximo viernes, partiendo del atrio de la parroquia central de Nuestra Señora de la Asunción y seguir el recorrido en calles: Alatriste, Poniente, Carranza, monumento a Juárez, Francisco Villa, Violetas y concluye en las cajas de toma de agua que será habilitada como el lugar de la Calavera o sitio de la crucifixión del Cristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario