Últimas Noticias

jueves, 1 de febrero de 2024

Se 'Hunde' Presupuesto de Conagua en Plena Crisis Hídrica en México: Tendrá 12% Menos

México,
a 1 de febrero del 2024.- México está en los inicios de una grave crisis hídrica y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) no tiene los recursos suficientes para enfrentarla. El organismo tendrá este 2024 un presupuesto no solo menor al de hace un año, sino que es 12.7% más bajo que el de hace 11 años, cuando había trece millones menos de habitantes en el país y las sequías eran menores.

De acuerdo con el monitor de la Conagua, con corte a la primera quince de enero, 61.59% de México registra condiciones de sequía que van desde moderada hasta excepcional, y eso que apenas viene el estiaje: la temporada de mayor sequía.

La mayor demanda y la sequía se ven reflejadas en la disponibilidad de agua promedio por persona en México, que ha disminuido de forma constante en las últimas décadas.

“En 1960 la disponibilidad ascendía a 10 mil metros cúbicos (m3), mientras que para el año 2000 se había reducido a 4 mil m3. Actualmente se encuentra en 3.2 mil m3 y de continuar la tendencia se estima que para 2030 se ubique por debajo de 3 mil m3”, dice un análisis del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

“Frente a cosas como esta es que no entendemos las reducciones de presupuesto, no entendemos por qué no se le da al sector la prioridad debida”, dice Raúl Rodríguez, presidente del Consejo Consultivo del Agua.

En 2013, la Conagua ejerció un monto de 71 mil 804 millones de pesos, esto ya considerando la inflación y a precios de 2024, mientras que para este año tendrá un presupuesto de 62 mil 674 millones de pesos.

Esto pese a que la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) ha señalado que los países tendrían que estar invirtiendo en el sector agua un 1.3% del PIB, lo que para México representa unos 280 mil millones de pesos anuales.

“Esa inversión tendría que hacerse de forma sostenida por los siguientes 15 a 20 años”, dice Hugo Rojas, consultor internacional en temas de gestión del agua y exdirector de la Asociación Nacional de Entidades de Agua y Saneamiento de México (ANEAS).
Recursos mal invertidos

El consultor señala que además de estarse destinando poco al sector, los recursos que se le canalizan no se invierten de forma eficiente. Apenas el año pasado, el presupuesto de Conagua tuvo una recuperación, después de años de ir a la baja no solo en esta administración federal sino también en la anterior, al pasar de un monto ejercido de 53 mil 407 millones de pesos en 2022, a un presupuesto de 71 mil 772 millones de pesos en 2023.

Pero la mayoría del incremento del año pasado se fue a solo tres proyectos de infraestructura que acapararon en total un monto de 25.8 mil millones de pesos, mientras el programa S074 Agua Potable, Drenaje y Tratamiento tuvo apenas un presupuesto de 3.4 mil millones de pesos.

El programa S074 Agua Potable, Drenaje y Tratamiento a cargo de la Conagua apoya el financiamiento de acciones para la prestación de los servicios de agua potable, drenaje sanitario, drenaje pluvial, saneamiento y para el desarrollo de los organismos Operadores de Agua, Alcantarillado y Saneamiento de los municipios; es decir, es el que asegura que el agua llegue a la población.

“Justamente este programa que va directo a apoyar a esos operadores es el que tiene las disminuciones más importantes de presupuesto, cuando muchos de estos organismos están operando en número rojos”, dice Rojas.

En 2013, el programa S074 ejerció un presupuesto de 12 mil 163 millones de pesos y ahora para 2024 tiene presupuestado un monto de solo 2 mil 611 millones de pesos, una caída de 78.5%. En tanto y otra vez como el año pasado, un par de programas de infraestructura acapararon montos altos, uno es el programa para la modernización y rehabilitación de riego y temporal tecnificado con un presupuesto de 20 mil 024 millones de pesos, que se irán para solo cuatro obras.

Estas son: el Proyecto Baluarte-Presidio, Presa Santa María, en el estado de Sinaloa; la construcción del Canal Centenario, en Nayarit; la construcción de la presa de almacenamiento Picachos y Zona de Riego, proyecto Baluarte-Presidio, 2ª etapa, en Sinaloa y la Ampliación del Distrito de Riego 018 del Pueblo Yaqui, en el estado de Sonora.

El otro programa con recursos altos es el K007 de Infraestructura de agua potable, alcantarillado y saneamiento, en el que se consideran 11 proyectos, aunque el que tendrá el presupuesto más alto, con 5 mil 911 millones de pesos es Agua Saludable para la Laguna, en Coahuila y Durango.
Un puñado de obras inviables

“Se está invirtiendo en proyectos muy específicos, en tanto que se está descuidando la inversión en los operadores, que no puede ser que esté siendo decreciente, no solo en esta administración, sino también en la anterior, cuando 40 millones de mexicanos no tienen todos los días agua”, afirma Raúl Rodríguez.

En el programa K007 existen dos obras a las que se les está apostando mucho y que preocupan por su viabilidad, en el caso de Agua Saludable para la Laguna se tendrían que tener una colaboración muy cercana con los operadores de agua, dice Hugo Rojas, pero apenas se están iniciando los estudios para saber cuál podría ser la viabilidad financiera de mantener esta infraestructura, que no va a operar el gobierno federal, sino los organismos operadores de esta zona.

La otra obra que preocupa por su viabilidad es la Construcción de la Presa Libertad para abastecimiento de agua en bloque al Área Conurbada de la Zona Metropolitana de Monterrey, Nuevo León. “En esta los organismos operadores sí tienen la capacidad de manejarla, pero el problema es que no hay mayor cantidad de agua para abastecer la demanda existente, que será mayor por el nearshoring”, señala Rojas.

Es decir, se está invirtiendo en grandes obras, pero no en cómo van a hacer los operadores para abastecer de agua a los centros de población. El analista aterriza esto en un ejemplo: “imagínate que a la CDMX se le da el recurso para que tener una fuente de captación de agua que va a estar hasta Veracruz, ¿cuánto te vas a gastar para llevarle agua a una ciudad que está desperdiciando 50% del líquido por unas redes de distribución que están agujeradas, con tiempo de vida sobrepasado? Es una cuestión de atención inmediata, antes de ver cómo tener más agua, hay que ver cómo utilizamos la que nos está llegando”.

De hecho, a principios de este siglo se hizo un gran programa de construcción de plantas de tratamiento y programas desde el gobierno federal para incentivarlo, pero los organismos operadores no tuvieron cómo operar esas plantas y ahí están como elefantes blancos.

Ahora bien, el otro problema es que si el gobierno federal decidiera regresar a los operadores de agua los 12 mil millones de pesos que había en el programa S074 Agua Potable, Drenaje y Tratamiento en 2013, los estados y municipios tendrían que poner la contraparte de recursos que les corresponde, 40% y 10% respectivamente de lo que reciban, cuando no tienen la capacidad financiera para esto.

“92% de los operadores de agua en el país están quebrados y lo que ellos recaudan no es suficiente, porque además hay falta de pago por parte de los ciudadanos, habría que ponerle foco a esto y buscar soluciones porque el tratamiento, el uso, el reciclaje, que son prioritarios para resolver la crisis de agua”, subraya Raúl Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario