Últimas Noticias

miércoles, 14 de febrero de 2024

Fracasa Programa de Recompensas, FGR Gasta Más en Difusión que en Entregas

N+
México, a 14 de febrero del 2024.- La galería muestra las fotografías y datos de distintos sujetos, por los que se otorgan cuantiosas recompensas a quien proporcione información que ayude a su captura. Imágenes de líderes del crimen organizado como Nemesio Oseguera, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) por el que se ofrecen 30 millones de pesos, la misma cantidad por Ismael el Mayo Zambada, del Cártel de Sinaloa y así la lista de cientos de hombres y mujeres en los que varían las cantidades por sus cabezas.

“El valor de la información que nos proporciones para actuar tiene el mismo valor que tu seguridad”, reza una de las leyendas en la página del Programa de Recompensas de la Fiscalía General de la República (FGR). Sin embargo, la dependencia ha fracasado en su plan de solicitar apoyo para su captura a la ciudadanía, ya que ha gastado más en su divulgación en medios de comunicación que en la entrega de las mismas.

La FGR erogó un total de 216 millones 122 mil 957.68 pesos en difusión, mientras que sólo entregó 51 millones 832 mil, en 8 recompensas, entre el 2010 al 27 de noviembre de 2023, de acuerdo con datos obtenidos vía Transparencia en poder de N+.

El fallo de este proyecto de las autoridades se debe a que no hay una estrategia adecuada de socialización y de comunicación hacia la población, para atrapar a estos grandes líderes criminales, explica Juan Manuel Aguilar especialista en seguridad nacional e investigador del Centro de Investigaciones sobre América Latina (Cisan) de la UNAM.

"No considero que tenga una política de difusión exitosa. Y sí sería un fracaso, y hasta controversial, que los gastos en materia de difusión superen a los presupuestos para obtener información que permita la captura de estos capos".

El programa no es una herramienta de política criminal eficiente, porque la meta del gobierno no es perseguirlos sino que busca que le indiquen dónde están los principales generadores de violencia, apunta Manuel Balcázar, especialista en seguridad nacional e investigador del Centro de Estudios en Seguridad, Inteligencia y Gobernanza (CESIG) del ITAM.

“Con base a eso vamos, detenemos, armamos un caso, pero como aquí esa política no existe y no hay la directiva superior ni la instrucción concreta de perseguir a los grupos criminales, entonces las recompensas pierden su eficiencia”, subraya.
Desconfianza a las autoridades

La dependencia a cargo Alejandro Gertz Manero indica que los datos personales, así como las actas que se levanten y documentación generada se clasificará como información estrictamente reservada y confidencial.

Sin embargo, esto, y las grandes sumas, no parecen generar seguridad en la ciudadanía para contribuir en la captura de los criminales.

Manuel Balcázar destaca que esto se debe a una falta de confianza en las instituciones, porque el cobro de la recompensa puede implicar la revelación de datos personales: “El peor escenario es que no me dan la recompensa y no protegen mi identidad. El otro es que sí me dan la recompensa y no protegen mi identidad o el último es si me da la recompensa y si protege mi identidad”.

Otro factor, añade, es que las autoridades no tienen mucha experiencia en estos programas y es difícil construir esa figura de informantes.

"El nivel de confianza en las Procuradurías y Fiscalías es muy bajo. Tampoco se identifica que haya campañas para mejorar la confianza y por lo mismo las recompensas se quedan en sólo anuncios, sin que se cumpla una figura que denuncie y busque cobrar la recompensa".

Juan Manuel Aguilar coincide en que hay una fuerte desconfianza hacia las instancias de seguridad pública y de procuración de justicia.

"A veces la penetración del crimen organizado se puede dar en nociones o en esferas del ámbito local, municipal, estatal… Está acompañado por la parte de que no se conoce un procedimiento o no está bien establecido, bien clarificado y socializado ante la población civil de cómo una persona puede hacer una denuncia ante una instancia de gobierno, como la FGR".
Capturas por presión de EU

A pesar de que la dependencia no informó cuáles son los “presuntos responsables” a los que se les capturó con el apoyo del Programa de Recompensas, del total de las remuneraciones entregadas, 7 fueron durante el gobierno del exmandatario Felipe Calderón, por un valor de 3 y 1.3 millones en 2010; se otorgaron por 30, 10, 4, 1.5 y 1 millones, en 2011. En el periodo de Enrique Peña Nieto no hubo ninguna.

En tanto la última entregada fue en la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, en 2023, por 1 millón de pesos.

El investigador del Cisan, apunta que las grandes capturas no se han dado a través del Programa de Recompensas, sino en contextos de presiones del gobierno de Estados Unidos.

“En el marco de la relación bilateral para poder materializarlas, por ejemplo, pasó con Miguel Treviño (del Cártel de Los Zetas) allá en Tamaulipas; con líderes del Cártel de Jalisco Nueva Generación y a la par pasa con Ovidio, Guzmán, entre otros”, puntualiza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario