Últimas Noticias

miércoles, 27 de diciembre de 2023

Desarrollan en el MIT una cápsula que estimula la saciedad y ayuda a reducir la ingesta de alimentos

Estados Unidos,
a 27 de diciembre del 2023.- Un equipo de investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) ha anunciado el desarrollo de una cápsula innovadora que, al ser ingerida, utiliza vibraciones para estimular la liberación de hormonas que generan la sensación de saciedad en el estómago, contribuyendo así a reducir la ingesta de alimentos.

La cápsula, diseñada por ingenieros del MIT, aprovecha el mecanismo natural del estómago que envía señales al cerebro indicando la saciedad. Al vibrar en el estómago, activa los mismos receptores de estiramiento que se activan cuando el estómago está lleno, creando una sensación ilusoria de saciedad.

En pruebas realizadas con animales, la administración de esta cápsula aproximadamente 20 minutos antes de comer no solo estimuló la liberación de hormonas de la saciedad, sino que también redujo la ingesta de alimentos en un 40 por ciento. Este enfoque podría representar una forma mínimamente invasiva para abordar la obesidad si las pruebas en humanos demuestran que la tecnología es segura.

Shriya Srinivasan, profesor de bioingeniería en la Universidad de Harvard y autor principal del estudio, destacó que esta cápsula podría tomarse antes de cada comida como una opción para perder peso o controlar el apetito, minimizando potencialmente los efectos secundarios observados en otros tratamientos farmacológicos.

En el estudio con animales, los investigadores observaron que las vibraciones de la cápsula activaban los mecanorreceptores, enviando señales al cerebro mediante la estimulación del nervio vago. Además, los patrones de liberación hormonal eran similares a los observados después de una comida, incluso cuando los animales no habían comido.

Giovanni Traverso, profesor de ingeniería mecánica en el MIT y coautor principal del estudio, resaltó el cambio de comportamiento profundo y la posibilidad de superar los desafíos asociados a la administración de fármacos biológicos mediante la modulación del sistema nervioso entérico.

La versión actual de la cápsula vibra durante unos 30 minutos después de llegar al estómago, pero los investigadores planean adaptarla para que permanezca en el estómago más tiempo y pueda activarse y desactivarse de forma inalámbrica según sea necesario. Se explorarán formas de ampliar la fabricación de estas cápsulas para posibles ensayos clínicos en humanos y evaluar su seguridad y eficacia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario