Últimas Noticias

domingo, 25 de septiembre de 2022

La extrema derecha de Meloni gana las elecciones en Italia, según los sondeos

Italia,
a  25 de septiembre del 2022.- Después de 19 meses de Gobierno técnico de Mario Draghi y apenas un mes de campaña electoral, Italia, la tercera economía de la Eurozona seguirá este lunes en el foco de todas las miradas. La jornada electoral del domingo en este país miembro fundador de la Unión Europea desdibuja escenarios difíciles de prever.

 El partido ultraderechista y euroescéptico Hermanos de Italia ganó los comicios parlamentarios, según los sondeos a pie de urna de tres estudios de opinión. En paralelo, sus socios de la Liga y de Forza Italia, que aunque habrían caído respecto a 2018, habrían alcanzado un resultado suficiente para formar un nuevo Gobierno junto a Hermanos de Italia, si se confirman las encuestas. Entre los tres partidos habrían obtenido entre un 41% y un 45% de los votos.

Los resultados definitivos se anunciarán a partir de este lunes. Cuando esto ocurra, la atención se centrará en particular en el consenso obtenido por la coalición ganadora en el Senado, la cámara del Parlamento en la que, por la ley electoral italiana, es más difícil tener una mayoría amplia. También será importante confirmar que los ganadores han obtenido los dos tercios de los escaños, algo que les permitiría aprobar leyes con mayor rapidez y, eventualmente, también modificar la Constitución italiana.

Ha finalizado así una jornada que muchos italianos no vivieron con corazón ligero. En Roma y otras grandes ciudades del centro y norte del país, decenas de personas aguardaron pacientes su turno para ejercer su derecho. "Pocas veces he sentido unas elecciones como tan trascendentales", resumía Virgina, una escenógrafa de 41 años. "Hoy conduciré unas cuatro horas para ir a votar, pues soy residente en otra región. Pero debo hacerlo", argumentó, desgranando las mil razones detrás de su preocupación por el avance de Meloni.

No era la única que razonaba así. La idea se repitió en casi todos los entrevistados por este diario, incluyendo los electores que decían preferir el bando opuesto. "Son unas elecciones importantísimas, a ver si cambia algo después de tantos años con los mismos de siempre", explicó otro ciudadano, al revelar un voto más inclinado hacia la derecha. En Milán, Silvio Berlusconi, el líder del centroderechista Forza Italia, incluso se sorprendió por la situación. "Es la primera vez que veo colas para ir a votar. Nunca he visto algo así en otros años", afirmó el político, al ejercer su derecho en esta importante ciudad italiana.

LA LLUVIA DIFICULTA EL VOTO

Tanto fue así que al mediodía la afluencia a los colegios electorales desorientó a los analistas al alcanzar el 19,2%, apenas un 0,2% menos que en los anteriores comicios de 2018. No duró mucho. Ya en la tarde el voto rural —en particular, el de la Italia más despoblada— y del sur invirtió la tendencia. Lluvias torrenciales e incluso inundaciones dificultaron las operaciones de voto en muchas localidades de la Italia meridional y también en las islas de Sicilia y Cerdeña. Fue la señal que ratificó la factura entre las dos Italias. Al final de la jornada, la participación se quedó finalmente en un 64%, diez puntos menos que en los anteriores comicios de 2018.

La situación no impidió que una parte del país se distrajera con Meloni, que, como si de una tragicomedia se tratara, decidió que también era el día apropiado para publicar un vídeo de ella con dos melones a la altura de pechos, diciendo "25 de septiembre, y lo he dicho todo". Un chiste malo que, además, se sumó a una declaración que reveló lo confiada que la ultraderechista se sentía ya antes del cierre de las urnas. "¿Perder? No es el día", llegó a decir la líder de Hermanos de Italia. Salvini, tal vez para no quedarse atrás, fue incluso más allá. "Ya tengo en mente (cómo será) el Gobierno", afirmó el líder de la Liga.

La voz fuera del coro fue, paradójicamente, la de Silvio Berlusconi, el tercer socio de la coalición. "Salvini necesita ser colocado un poco en su sitio. Nunca ha trabajado", se quejó el anciano político. Según los suyos, será él el único que podrá moderar el discurso extremista de sus aliados, con el apoyo del Partido Popular europeo (PPE), también cuando se deba negociar con Bruselas. Pese a los anticuerpos que posee Italia -que sí los tiene-, no será misión fácil. Vox, el partido extremista de Santiago Abascal, ya ha invitado a Meloni a visitar Madrid el próximo 9 de octubre para su gran fiesta anual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario