Últimas Noticias

domingo, 7 de agosto de 2022

Papa Francisco en el Ángelus: No teman, nuestra historia está firmemente en manos de Dios

Por Diego López Marina / ACI Prensa
Ciudad del Vatciano, a 7 de agosto del 2022.- El Papa Francisco recordó durante el rezo del Ángelus que Jesús alienta a no tener miedo ni a desesperarse, porque “nuestra historia está firmemente en las manos de Dios”, que siempre se preocupa por sus hijos con un “cuidado amoroso y providente”.

“Jesús anima a los discípulos y les habla del cuidado amoroso y providente del Padre, que se preocupa de los lirios del campo y de los pájaros del cielo y, por tanto, mucho más de sus hijos. Por eso no hay que afanarse y agitarse: nuestra historia está firmemente en las manos de Dios. Nos alienta esta invitación de Jesús a no temer”, dijo el Papa Francisco el 7 de agosto a los peregrinos y fieles reunidos en la Plaza de San Pedro.

En su reflexión del pasaje de Lucas 12,32 reconoció que “a veces, en efecto, nos sentimos presos de un sentimiento de desconfianza y de angustia: es el miedo a no lograrlo, a no ser reconocidos y amados, el miedo a no conseguir realizar nuestros proyectos, a no ser nunca felices, etc.”.

“Y entonces nos afanamos buscando soluciones, para encontrar algún espacio en el que emerger, para acumular bienes y riquezas, para obtener seguridades; ¿y cómo terminamos? Terminamos viviendo en la ansiedad y en la preocupación constante”, lamentó el Papa Francisco.

Sin embargo, recordó que “Jesús nos tranquiliza” y dice: “¡no teman! Fíense del Padre, que desea darles todo lo que realmente necesitan”.

Dios Padre “ya ha donado a su Hijo, su Reino, y siempre los acompaña con su providencia, cuidando de cada uno de ustedes cada día”, agregó.

Por otro lado, el Papa Francisco que tener la certeza de que Dios “nos cuida con amor no nos autoriza a dormir, a dejarnos llevar por la pereza”.

“Al contrario, debemos estar despiertos, vigilantes. En efecto, amar significa estar atentos a los demás, darse cuenta de sus necesidades, estar disponibles para escuchar y acoger, estar preparados”, explicó.

En el Evangelio, continuó el Santo Padre, Jesús refuerza la idea de que “es necesario estar despiertos, no dormirse, es decir no estar distraídos, no ceder a la pereza interior, porque, también en las situaciones en las que no lo esperamos, el Señor viene”.

“Al final de nuestra vida nos pedirá cuentas de los bienes que nos ha encomendado; por esto, vigilar significa también ser responsables, es decir custodiar y administrar esos bienes con fidelidad”, explicó.

Finalmente, el Papa Francisco hizo una invitación a que “caminemos sin miedo, en la certeza de que el Señor nos acompaña siempre”.

“Y estemos despiertos, para que no nos durmamos mientras el Señor pasa. San Agustín decía: ‘Tengo miedo de que el Señor pase y no me dé cuenta’; de estar dormido y no darme cuenta de que el Señor pasa. ¡Estén despiertos! Que nos ayude la Virgen María, que ha acogido la visita del Señor”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario