Últimas Noticias

lunes, 15 de marzo de 2021

Coronavirus en Israel: no necesitaremos otra vacuna hasta 2022, dice experto

Por Silvia Schnessel / Enlace Judío.
Isarel, a 15 de marzo del 2021.- No será necesario que los israelíes reciban otra vacuna contra el coronavirus antes de 2022, dijo el domingo a The Jerusalem Post el profesor Jonathan Halevy, presidente del Centro Médico Shaare Zedek.

Mientras Israel disfruta de los efectos de lo que el ministro de Salud Yuli Edelstein definió como el “milagro de la vacunación” y se ha reabierto un número creciente de actividades bajo el esquema del pasaporte verde, la cuestión de cuánto tiempo durará la protección de la inoculación se vuelve más relevante.

El certificado de vacunación vence después de seis meses y el primer ministro Benjamin Netanyahu ha subrayado varias veces que está preparando al país para una situación en la que toda la población deba pincharse dos veces al año.

Los expertos médicos enfatizan que los datos son insuficientes, pero han sugerido que podría haber razones para tener esperanzas.

“Nadie sabe la respuesta a la pregunta de cuánto durará la vacuna, pero tenemos algunas pruebas circunstanciales para ser más optimistas que creer que terminará en julio”, dijo Halevy.

“Al observar el nivel de anticuerpos en aquellos que se recuperaron, notamos que disminuye en unos pocos meses, pero también sabemos que hay muy pocos casos mencionados de reinfección, unos cientos de personas de más de 800,000 que se infectaron, y lo mismo ocurre con las personas que recibieron la vacuna”.

Dijo que los anticuerpos medibles no son el único factor que importa: “Hay una cuestión de memoria celular, de cómo reaccionan los linfocitos y más. Por esta razón, me arriesgo y digo que no necesitaremos otra vacuna antes de 2022.

El único escenario en el que se requerirá otro pinchazo antes de eso es la ocurrencia de una mutación agresiva que comienza a infectar a las personas que ya fueron vacunadas. “Pero no parece que esto vaya a suceder”, dijo.

Halevy enfatizó que cree que la inoculación contra COVID-19 eventualmente se volverá similar a las vacunas contra la gripe, que deben administrarse todos los años.

“La buena noticia es que las vacunas de ARNm son mucho más fáciles de adaptar que otras tecnologías”, explicó, pero aconsejó a los expertos médicos que sean humildes, considerando cuánto nos ha sorprendido constantemente la pandemia.

El profesor Cyrille Cohen, director del Laboratorio de Inmunoterapia de la Universidad de Bar-Ilan, también hizo hincapié en la precaución.

“Es muy difícil decir cuánto durará la protección”, dijo. “Sabemos que en el caso de otros virus de la familia corona, no siempre es duradero. Por ejemplo, los que causan resfriados comunes nos infectan varias veces en nuestras vidas”.

Los varios cientos de casos de reinfección en Israel muestran que la reinfección es posible, y el tema de nuevas variantes agrega otro nivel de complejidad. Pero el hecho de que en Israel la reinfección sea baja, mientras que en Brasil, donde se desarrolló una variante, muchos contrajeron el virus dos veces, parece mostrar que, en lo que respecta a la cepa original del virus, la recuperación ofrece un alto nivel de protección, dijo Cohen.

“La vacuna es capaz de generar anticuerpos y células T similares, así que si tuviera que apostar, diría que ofrecerá algo de protección durante al menos ocho meses, quizás incluso más: durante un año”, dijo.

“Lo que sabemos sobre las vacunas, por ejemplo, la de la gripe, que se basa en una tecnología diferente, es que ofrecen protección durante unos seis o 12 meses”, explicó Cohen. “Es por eso que en este punto, nuestro pasaporte verde vence en seis meses”.

Otra razón para ser optimistas según el inmunólogo es que nadie que participó en el ensayo clínico de Pfizer el verano pasado parece haberse reinfectado.

“Hasta ahora no hemos oído hablar de eso. Aunque todavía no tenemos los datos, parece que todavía están protegidos”, dijo Cohen.

“La gran pregunta sigue siendo … las variantes. Y aquí realmente no sabemos qué va a pasar”, dijo. “Un escenario probable es que veamos inmunidad parcial a ciertas variantes, y eso tendrá un impacto en la necesidad de vacunarse nuevamente, no necesariamente por la duración de la protección, sino más bien por la naturaleza de la infección”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario