Últimas Noticias

jueves, 12 de noviembre de 2020

A 31 años del muro de Berlín, aún quedan 10 muros por derribar; Conócelos

Por Diego Olivos / El Demócrata
Xalapa, Ver., a 12 de noviembre del 2020.- Esta semana se cumplieron 31 años desde que el muro de Berlín fuera derrumbado y diera paso a una Alemania unificada que solo ha visto abundancia en las últimas décadas tras este acontecimiento.

Fue el 9 de noviembre de 1989 cuando cientos de personas se armaron de valor -y con la inminente caída de la Unión Soviética frente a la Guerra Fría- unieron sus fuerzas para derribar el símbolo de opresión que marcó a una generación completa.

El muro construido el 13 de agosto de 1961 fue causa de una Alemania combatida y peleada por ejércitos centralistas (Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña) contra ejércitos soviéticos (URSS); siendo estos últimos quienes ordenaran la construcción del muro para evitar que las ideas capitalistas penetraran en sus aliados berlineses.

La construcción de hormigón cercada, con seguridad permanente, cables de alarma, 30 búnkeres y más de 300 torres de vigilancia armadas, fue testigo de la muerte de 125 personas que intentaron cruzarla, además que demostraba con hechos, el éxito de la Berlín occidental contra la oriental, que poco a poco se rezagaba en avances económicos.

Cientos de familias separadas, pérdidas de empleo y el descontento social dieron paso a eliminar la separación de las alemanias, que al concretarse, convirtieron a Berlín en la nueva capital germana. Oficialmente aquél 9 de noviembre se transformó en día de fiesta y de libertad no solo para Berlín sino para el mundo entero; demostrando que los muros solo cercenan a quienes los construyen.

Por desgracia, si el vestigio del muro de Berlín no fuese suficiente para demostrar la ineficacia de los muros divisorios, aún hoy día se siguen utilizando en distintas partes del mundo; algunos de los más famosos son los siguientes:

Belfast, Irlanda

La capital de Irlanda del Norte en pleno 2020 sigue un patrón muy similar al de Berlín en 1961, pues dentro de la misma ciudad existe una “línea” de 90 cuadras que separa varios barrios por motivos religiosos.

La disputa entre nacionalistas católicos que abogan por una Irlanda unida contra protestantes unionistas quienes desean seguir formando parte del Reino Unido, ha provocado interminables delitos entre unos y otros, obligando al gobierno a levantar un muro con portones que se cierran por la noche y abren durante el día.

Con ello buscan reducir la tensión entre ambos simpatizantes por lo cual han titulado a la barda como “Muros de la Paz”, sin embargo, expertos socialistas consideran que obtendrán el efecto contrario, convirtiendo a Belfast en una bomba de tiempo.

Chipre

Otro caso similar al de Berlín se da en la pequeña isla de Chipre, quienes desde 1964 se encuentra dividida en dos; por un lado se hallan los “grecochipriotas” quienes son la población étnica griega de Chipre, que conforma el mayor grupo etnolingüístico de la isla; y por el otro están los turcochipriotas, los étnicos de Turquía asentados al norte quienes declararon unilateralmente su independencia del resto de la isla, aunque no han sido reconocidos por casi nadie de los organismos internacionales.

Nicosia, la capital de Chipre, se convirtió a raíz de estas diferencias étnicas en la única ciudad del mundo dividida completamente en dos en toda su extensión, pero no con un muro, sino con múltiples “bloqueos” adaptados a cada calle, banqueta, callejón y avenida de la ciudad.

India-Pakistán

Los muros entre naciones son los más comunes, y el levantado entre India y Pakistán representa uno de los más violentos del mundo.

La disputa por el territorio de Cachemira convierte a ese territorio en una de las zonas más inestables del mundo, pues ambos países cuentan con arsenal nuclear que no han dudado en utilizar como amenaza para obtener la concesión de sus enemigos.

La vaya de alambres y cientos de militares en ambos lados hacen imposible el tránsito para cualquier ciudadano y mantiene en alerta a los organismos internacionales.

srael-Cisjordania

Otra de las zonas más conflictivas a nivel mundial dividida también por un muro es la famosa “Franja de Gaza” territorio disputado entre Israel y Palestina.

Debido a este conflicto se desarrolló un muro en 2002 que separa a los israelitas de los territorios ocupados por los palestinos de Cisjordania.

La construcción de concreto, zanjas y alumbrado es la forma más “eficaz” que tiene el país judío para defenderse del terrorismo islámico; pero se olvidan de quienes viven al otro lado del muro, quienes además de no estar protegidos también sufren los estragos que representa la exclusión.

México-Estados Unidos

Quizás uno de los muros más mediáticos del planeta es el que se encuentra en la frontera sur de Estados Unidos cuya finalidad es evitar la entrada de migrantes ilegales a su país.

De los 3 mil 200 kilómetros de frontera entre los Estados Unidos y México, cerca de un tercio se encuentran vallados con tramos de concreto, rejas electrónicas y cámaras infrarrojas custodiadas por la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos.

Miles de familias tratan de cruzar el muro al año sin éxito, a los más afortunados los detienen y deportan, a los que no, sufren extorsiones, tortura y hasta la muerte.

Además de los muros anteriores, hay cinco más que permanecen en pie a pesar de las recomendaciones emitidas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Corte Internacional de los Derechos Humanos (CIDH).

Se tratan de las fronteras de Ceuta y Melilla en España, donde separan a los africanos de su territorio europeo.

Irak y Kuwait tienen un conflicto similar al de India-Palestina.

Uzbekistán por su parte, alambró sus fronteras con Afganistán y Tajikistán tras el atentado que sufrieron en Tashkent, capital del país.

Arabia Saudita e Irak también optaron cada uno por dividirse con vayas aunque sus fronteras no son tan violentas como las de otros países.

Y finalmente, quizás una de las separaciones más emblemáticas se da entre Corea del Norte y Corea del Sur quienes crearon su muro tras el fin de la guerra entre las dos Coreas en 1953

La zona desmilitarizada de las dos Coreas es una franja de territorio de cuatro kilómetros de ancho por unos 250 kilómetros de largo que divide a ambas naciones y ha provocado la separación de miles de familias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario