Últimas Noticias

viernes, 23 de febrero de 2024

¿Qué son los sacramentales y cómo pueden ayudarnos en el camino espiritual?

ACI Prensa
Ciudad del Vaticano, a 23 de febrero de 2024.- En la Iglesia Católica existen algunos signos sagrados llamados sacramentales, que pueden ayudar al cristiano en su camino espiritual. Por ello, la bloguera católica Jenny Uebbing da detalles de lo que significan y de su correcto uso.

En el blog “Mama needs coffee”, Uebbing explica que la palabra “sacramental” es “utilizada por la teología para designar aquellos elementos aparentemente normales a los que tenemos acceso durante nuestra batalla contra el mal a lo largo de nuestra vida”.

Según el Catecismo, los sacramentales “son signos sagrados creados según el modelo de los sacramentos, por medio de los cuales se significan efectos, sobre todo de carácter espiritual, obtenidos por la intercesión de la Iglesia”.

“Por ellos, los hombres se disponen a recibir el efecto principal de los sacramentos y se santifican las diversas circunstancias de la vida”.

Uebbing explica que “si bien la fe de la Iglesia impregna en estos elementos comunes (agua, sal, cruces, iconos, medallas, etc.) una bendición que es eficaz en sí misma, esta sólo se concreta plenamente cuando se combina con la fe personal y una vida recta y ordenada”.

Haciendo referencia al pasaje del Evangelio de San Juan en el que Jesús aplica barro a los ojos de un hombre para que recupere la vista, Uebbing indica que este milagro “no ocurrió por una superstición o por cualidades inherentes de la materia, sino por una reacción primordial entre la gracia de Cristo y la fe del hombre”.

Aquí algunos ejemplos de sacramentales propuestos por la bloguera católica:

1. Crucifijos

Uebbing asegura que “con un crucifijo en cada habitación, se tiene un poderoso recordatorio para todos los que viven, trabajan y duermen bajo el mismo techo, de que es a Cristo a quien le pertenece el hogar”.

“No, el crucifijo no es Jesús, sino que es su imagen, representada con amor y destacada prominentemente”, precisa.

2. Agua bendita

La bloguera detalla que “cada parroquia debería tener (la mayoría lo hacen) una fuente de agua bendita junto a cada puerta y una fuente principal para el Bautismo”.

“Mantenemos agua bendita en nuestra casa en todo momento, y la usamos a diario para bendecir a nuestros hijos, sus habitaciones y nuestra casa, sobre todo si alguien está enfermo o tuvo un mal sueño, o después de una gran fiesta o cuando muchas personas han estado entrando y saliendo”.

Jenny asegura que “vivimos en una falsa dicotomía entre lo espiritual y el mundo material en esta época. Sin embargo, el Dios que viene a nosotros en una hostia de pan no duda en conferir la gracia sacramental a través del agua”.

3. Sal bendita

La autora manifiesta que la sal es buena “para bendecir las puertas y rociarla a lo largo del perímetro de la casa como una barrera entre la familia y el mundo”.

También es “un acto de fe el reclamar esta tierra, esta habitación y todo este espacio para Cristo".

4. Medallas

“Tanto la Medalla Milagrosa como el escapulario son poderosas devociones a la Virgen, y la Iglesia enseña que, llevadas con fe y en concordancia con una vida de virtud, llevan consigo poderosas promesas”, detalla.

Finalmente, Jenny Uebbing asegura que “María intercederá por nosotros particularmente en el momento de la muerte. Puesto que Jesús no negará a su querida Madre nada de lo que le pida”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario