Últimas Noticias

domingo, 17 de abril de 2022

Expertos explican las posibles implicaciones de la reforma eléctrica

México,
a 17 de abril del 2022.- El proyecto de reforma eléctrica del ejecutivo ha suscitado diversas opiniones dentro y fuera del poder legislativo. A continuación presentamos las voces de expertos, funcionarios públicos, académicos y asesores privados, que opinan sobre la propuesta para el sector energético mexicano.

La modificación al artículo 25 de la Constitución implica “modificar la Comisión Federal de Electricidad en su carácter actual, que es empresa productiva del estado para convertirla en organismo del estado”. Mientras que, por los cambios al artículo 27, se enfatiza “la exclusividad del Estado para aprovechar hacer prospección y explotación del litio, con propósito de producción futura de baterías basadas en ese mineral”, explica Eduardo Vega, director de la Facultad de Economía de la UNAM.

En este mismo sentido, Juan Baker, catedrático de la Escuela de Gobierno y Economía de la Universidad Panamericana, señala que, con las modificaciones constitucionales, “desaparece el mercado eléctrico, le da una preponderancia a la Comisión Federal de Electricidad” y se establecen “los controles, los costos y lo relacionado con administrativamente el manejo de la industria eléctrica”.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, justifica por motivos económicos los cambios al sector energético que implica la reforma eléctrica.

“El mercado eléctrico que se diseñó en el 2013 nos ha creado una serie de alertas diarias en el sistema eléctrico en el despacho; nos cuesta muchísimo dinero el sistema actual y se ha generado un mercado paralelo de electricidad con unas condiciones económicas hasta perversas”, explica la secretaria de Energía.

Nahle asegura que “el CENACE (Centro Nacional de Control de Energía) todos los días sigue manifestando alertas en el sistema por la intermitencia de las diferentes técnicas de distribución de generación de electricidad”.

“La reforma del 2013 les abrió ahí un paréntesis para que grandes fábricas pudieran producir su electricidad. Se entregaron 239 permisos, debería de haber 239 usuarios y hay 77 mil usuarios donde crearon un mercado paralelo, sin permiso de venta de suministro de electricidad. ¿Por qué no se les canceló? ¿Por qué no se les canceló? Porque se ampararon”, afirma la titular de la Secretaría de Energía.

Por su parte, Eduardo Vega profundiza en la situación del sector eléctrico expuesta por Rocío Nahle.

“Sí, Comisión Federal de Electricidad alude que hay diferentes productores independientes y algunas así llamadas sociedades de autoabastecimiento que ofrecen sus excedentes de energía eléctrica para ser inyectadas en la red a diferentes costos de operación y de inversión”, explica Vega. “Entonces por eso se refiere a que están finalmente recibiendo subsidio como generadores y posteriormente como consumidores de energía eléctrica y es a lo que insiste una y otra vez la iniciativa”.


“Si los contratos no son buenos, pues obviamente se tienen que cancelar”, dice Nicolás Dominguez, investigador de la División de Ciencias y Energía de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), quien recalca la importancia de los cambios legales: “Si las leyes no se cambiarán todavía habría esclavos en México, todavía las minas serían de España”.

Mientras que el analista del sector energético, Flavio Ruiz, recomienda revisar qué aspectos vale la pena abolir y cuáles no.

“Por ejemplo, en el caso de los productores externos, me parece que ha sido una figura que ha sido muy positiva para la Comisión Federal (…) le conviene adquirir esta energía producida a partir de tecnologías recientes, modernas, eficientes y entonces puede revenderla a un mejor precio”, señala Ruiz.

En contraste, Isidro Morales, del Centro de Estudios de Energía, Instituto Baker, señala cómo operaría la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y cuestiona el sentido económico de la reforma.

“La CFE, elige primero sus propias compañías, elige incluso aquellas que son más caras sin importar el costo de los concurrentes. Y una vez que llega a su tope, da entrada a las privadas”, explica Morales.

Armando Llamas, del Centro de Estudios de Energía del Tecnológico de Monterrey, profundiza en las implicaciones económicas de la reforma eléctrica.

“Rompe con todas las reglas que tienen sentido económico. Primero las hidroeléctricas CFE; en segundo lugar, la generación nuclear; en tercer lugar todas las centrales de Comisión Federal de Electricidad; en un cuarto lugar, las centrales renovables variables de los privados y en último lugar, las centrales fósiles de los privados”.

Asimismo, el experto del Tec de Monterrey pone en duda que la población en general se pueda ver beneficiada por la reforma eléctrica.

“La Comisión Federal de Electricidad se va a beneficiar, cierto. ¿Los trabajadores?, cierto. ¿El sindicato se va a beneficiar? Claro, pero no el resto de los mexicanos, porque los costos van a subir y aunque nos vendan por debajo de costo, alguien tiene que cubrir esa diferencia que ya lo hacemos, ¿de dónde sale ese dinero? De los impuestos, claro que sí”.

Desde el punto de vista de Gabriela Siller, catedrática, del Tecnológico de Monterrey, la reforma eléctrica disminuiría el margen de ganancia de las empresas privadas, lo que repercutiría, por un lado, en desincentivar la inversión extranjera y, por otro, en un mayor costo para los consumidores.

“Dos cosas: que limiten sus proyectos de inversión precisamente porque tienen menores utilidades o que contraten menor personal. También existe la posibilidad de que parte de estos mayores costos que van a enfrentar por la energía eléctrica lo traspasen hacia los consumidores finales, generando una mayor presión sobre la inflación al consumidor”, advierte Siller.

Rocío Nahle considera que el gobierno manda un mensaje positivo a las empresas extranjeras: “Yo le diría a los empresarios que este país está abierto y trabaja con órdenes establecidas. Que la corrupción todos los días se erradica…”. Además, la secretaría de Energía señala que la reforma eléctrica bien se podría inscribir en una tendencia mundial.

“Todos los países están reservando y resguardando su seguridad energética, sobre todo hoy después de pandemia”, afirmó la secretaria de Energía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario