Últimas Noticias

martes, 9 de marzo de 2021

Pocos quieren ser funcionarios de casilla por SARS-CoV2

Misantla, Ver.,
a 9 de marzo de 2021.- Desde el 12 de febrero y hasta el 31 de marzo, las Capacitadoras y Capacitadores Asistentes Electorales (CAES) del Instituto Nacional Electoral (INE) han estado recorriendo las calles del país para visitar a 12.2 millones de ciudadanas y ciudadanos e invitarlos a participar en las próximas elecciones.

Sin embargo, según fuentes extraoficiales, se arroja que en tan solo en el municipio de Misantla, por la pandemia del SARS-CoV2, hay temor de que la población acepte y asista el próximo 6 de junio, a esta función electoral, pues algunos de ellos temen ser contagiados por la cepa, y como en el municipio se ha estado elevando al tasa de mortandad, no quieren arriesgar su integridad física y de sus familias.

Son todos los días los que se ven como arduamente, las Capacitadoras y Capacitadores Asistentes Electorales, recorren y tocan la puerta de las familias para poder notificarles, sin embargo algunas de ellas si aceptan la invitación, pero dudan en que puedan acudir, la situación no es para menos, y es que hay que subrayar que en este municipio, algunas estirpes tiene en sus domicilios a personas adultas o algunos de ellos padecen enfermedades crónicas degenerativas, lo que impide que puedan estar presentes en el trabajo de sufragios.

En el proceso electoral de 2018, de los 12 millones 106 mil 975 ciudadanos insaculados y de lista nominal visitados para notificar, los ciudadanos notificados con algún impedimento ascendieron a 3 millones 982 (39.78 por ciento); mientras que los ciudadanos que rechazaron durante la notificación ascendieron a un millón 781 mil 171 (23.61 por ciento); los ciudadanos que no fue posible notificar fueron un millón 345 mil 273 (17.83 por ciento).

En contraste y por el problema del SARAS-CoV2, el compromiso del INE es buscar los lugares más idóneos para poder emitir el sufragio dentro de las limitaciones, debido a que el modelo electoral mexicano, con su ubicación de casillas, es muy diferente al de otros países, por ejemplo, Guatemala, Honduras y Estados Unidos, donde hay centros de votación masivos.

En México, explica, se busca siempre el lugar más cercano al domicilio del elector, a fin de que pueda trasladarse sin mayores complicaciones, se le acerca el local de sufragio y no se prevé cambiar esa forma.

Otro objetivo es concentrar pocos electores en cada una de las casillas, las cuales están configuradas para que no reciban más de 750 electores, contrario a lo que ocurre en otros países, en tanto las diversas notificaciones se continúan entregando sin ningún contratiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario