Últimas Noticias

domingo, 14 de junio de 2020

Cubrebocas entre la moda y la prevención sanitaria

Misantla, Ver., a 14 de junio del 2020.- Cada vez son más las personas que comercializan cubrebocas en la vía pública, pero muchos de estos aditamentos preventivos carecen de envoltura, o algunos no cuentan con algún tipo de supervisión por parte de riesgos sanitarios, por lo que es recomendable a la población no adquirirlos y, si lo hace, desinfectarlos antes de usarlos y evitar que estos puedan ser nocivos para la salud en las personas, sobre todo en menores y adultos mayores. 

En entrevista, con Abel de los Santos y Mujica, director del Centro de Salud de esta ciudad de Misantla, pidió a la ciudadanía verificar la calidad de los cubrebocas que adquiere, pues no todos están elaborados con material de la calidad que se requiere para garantizar protección. 

“La sugerencia que se hace es que el material o tela que se usa, debe de ser lo suficientemente denso para que se pueda llevar al rostro, algunos artículos que se promueve es que se le pueda agregar un filtro de café, para mayor protección, actualmente como todo buen mexicano, creemos y hacemos uso del Cubrebocas a nuestras posibilidades monetarias, y generalmente hacemos uso de los que se empiezan a promover en el mercado informal, aunque la finalidad, es cubrir los ojos nariz, y boca, si debe de reunir requisitos como decía línea arriba, al densidad de la tela debe de ser alta”. 

Al día en las calles ya existen vendedores ambulantes, que ofertan cubrebocas que se desconoce si estos pasan por algún tipo de supervisión ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), la que debe de controlar artículos de esta índole, es cierto que en la calle podemos adquirirlos a un costo menor, pero no sabemos ni la calidad del material ni las condiciones en que fueron elaborados, aunque si es lavable, la sugerencia es que los desinfecten o laven antes de usarlos. 

“Hay un modelos de cubrebocas sin costuras que puede armarse con un pañoleta y un filtro de café y que debe de ser ajustado al rostro, si se tiene alguno de los materiales expuestos, para callar conciencias cuando compres un cubrebocas debes de realizar la siguiente prueba: sostener el cubrebocas frente a una luz brillante, si la luz atraviesa las fibras con mucha, facilidad, de modo que casi puedas verlas, no es una buena tela, si el tejido es más denso y el material es más grueso de tal manera que la luz no pasa con tanta facilidad, ese es el material que se debe de usar” 

En muchas ocasiones por nuestro salario mínimo que manejamos, creemos que el comprar un artículo en el mercado informal, reúne las características mínimas que se tienen que cumplir, “en muchas ocasiones no es así, por eso se le pide al público en general, que hagan la prueba del contraluz, para que realmente estén protegidos”, expuso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario