Últimas Noticias

domingo, 29 de diciembre de 2019

“Si habrá viejito para fin de año”: Manuel Arriaga

Misantla, Ver., a 29 de diciembre de 2019.- Veracruz es reconocido en el mundo por el bullicio de su gente, que ha arraigado con el tiempo un sinfín de tradiciones en todos sus puntos geográficos, así, desde Pánuco hasta Las Choapas ya se alistan para despedir en cada región y a su modo un año más de vivencias. 

Los Muñecos de Año Viejo es una tradición muy antigua que al parecer llegó a nuestro continente con la venida de los conquistadores, en el estado se da primeramente en el sur, dio a conocer el cronista de la ciudad Ángel Miguel Cuevas y Pérez. 

“La tradición del viejo se da en el sur del estado, de ahí es adoptado en muchos estados circunvecinos y en la ciudad de México, esta tradición está muy arraigada y es una forma de despedir al año que se va” explicó. 

Comentó que el muñeco del año viejo, es un muñeco relleno aserrín, de papel, retazos de tela y pólvora, que ocupa un sitia especial que puede ser en el frente de nuestra casa o de la cuadra de barrio y es incinerado a la media noche justo cuando den las 12 de la noche del 31 de diciembre y el inicio del nuevo año. 

Una de las personas que por casi una década ha estado haciendo este tipo de monigote, es el licenciado Manuel Arriaga, el cual explico que uno del atractivo es que en su interior parte del relleno les introduzca cohetes. 

“Lo estoy haciendo, he estado un poco enfermo pero ahí vamos, ya mañana retomamos el trabajo y lo vamos a poner, el problema es creo que ordenaron que no lleve cohetes, que no le ponga uno nada, entonces como le va uno hacer; yo siempre le ponía chiquitos grandes no, evitando que fuera haber algún accidente y no queremos de ninguna manera que no haya nada, porque nosotros queremos que Misantla siga siendo fuerte y en grande, como dice nuestro presidente, si lo estamos elaborando ya”. 

Se conjetura que, con la quema del año viejo, se van todas las penas, desamores, los fracasos y los sufrimientos del año que termina y renace una nueva esperanza de bienestar en todos los aspectos de nuestra vida para el próximo y los años venideros. 

“Lo voy a traer aquí y ya en la noche siempre lo quemamos en casa de mi hija, aun no se que ponerle, pero si aceptamos una sugerencia, ya llevamos haciendo como 8 o 10, a mí me gusta hacerlo por el relajo, ya hice el papel que lleva, la barbita, este más largo es el que lleva el cabello viejito, pero ya lo haremos, ya tenemos los ojitos, orejitas, pantalón y camisita, que es lo que no estamos basando”, expuso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario