Últimas Noticias

viernes, 26 de agosto de 2022

Regreso a clases provocaría ansiedad después de la pandemia por COVID-19: Especialistas

Por Susana López / N+.
México, a 26 de agosto del 2022.- Ante el próximo regreso a clases presenciales después de la pandemia por COVID-19, especialistas advierten que los alumnos, en especial los más pequeños, pueden presentar cuadros de ansiedad.

Camila tiene 3 años y 10 meses, está por entrar a primer año de kínder. El próximo 29 de agosto será su primer día de clases de un ciclo completo después de la pandemia.

Su mamá sabe que podría llorar los primeros días, pero después se adaptará a las nuevas circunstancias.

“Casi toda su vida ha estado en pandemia encerrada, siento que también los niños de su año vivieron lo mismo, estuvieron encerrados; no me preocupa su adaptación, creo que ha sido huraña, justo por la pandemia porque no estaba acostumbrada a convivir con más gente, pero le ayuda mucho ser tan sociable, hace amistad fácilmente”, dijo Constanza Morales, mamá de Camila.

Explica que las clases en línea, aunque mantuvieron distraída a Camila, no resultaron productivas.

“Cuando empezó el kínder ella lo empezó totalmente en línea, era a través de la pantalla. Siempre empezaba con música, a cantar, bailar, pero las clases duraban súper poquito, tenían tres clases de media hora cada una, después hacían ejercicio en los libros, pero es muy diferente tener el apoyo mío, la relación de mamá no es de maestra, siento que en general los que tenían clases en línea no aprendieron tan rápido como los que fueron presencialmente”, indicó Constanza, mamá de Camila.

“Algo importante a considerar es la etapa de desarrollo en la que se encuentren los niños; no es lo mismo cómo reaccionan los preescolares a cómo reaccionarán los adolescentes, este primer mes hay algunos que podrán mostrar miedo, incluso para separarse de sus progenitores, porque han tenido muchísimo tiempo con ellos, en especial los más pequeñitos, en el caso de los adolescentes muchos de ellos se aislaron, estuvieron mucho tiempo en los juegos o en las redes, por un lado puede haber emoción, pero por otro el miedo sobre cómo socializar, sabemos que es una etapa donde socializar con los pares es muy importante para nuestro desarrollo”, señaló María Teresa Monjarás, profesora investigadora de la Facultad de Psicología de la UNAM

Sin embargo, ese proceso de adaptación deberá ser relativamente rápido, pero no será fácil para todos.

“Las diversas investigaciones han mostrado que hay un porcentaje de niños y adolescentes que podrían mostrar estrés, ansiedad, estrés post traumático, que se espera sean los menos, es un porcentaje aproximado de 10-15 por ciento, pero hay que tener especial atención desde el inicio lo normal es que yo sienta miedo, pero si ya han pasado 6 meses y sigo presentado sudoración cada que entro a la escuela, mi frecuencia cardiaca aumenta, tengo pensamientos intrusivos de me voy a enfermar, algo malo va a pasar, no me puedo concentrar, aquí la diferencia es la duración y la afectación en las áreas”, apuntó María Teresa Monjarás, profesora investigadora de la Facultad de Psicología de la UNAM:
Los especialistas recomiendan:Hablar con los hijos para explicarles cómo será el regreso a clases.
Estar pendientes de su conducta, si presentan signos de ansiedad, insomnio, irritabilidad para atenderlos a tiempo.

Darles tiempo para ajustarse al regreso presencial.

Y para los padres, después de tanto tiempo, las clases presenciales son una oportunidad para hacer cosas propias.

“Le sirve mucho preparar las cosas, que hemos comprado los libros, sabe qué estuche va a usar, todo eso la va preparando, a mí me ayuda mucho que vaya a la escuela, si no está queriendo atención mía aquí en la casa”, comentó Constanza, mamá de Camila.

UNESCO actualizó un documento en abril de 2022 donde señala que después de la pandemia, hay muchas situaciones por las que se debe repensar la educación.

Señalan que las situaciones de riesgo para la población incrementarán en el futuro, a causa del cambio climático, el aumento de la pobreza y los conflictos políticos que puedan suscitarse en alguna región, y que esto afectará la vida escolar de millones de personas, sobre todo en los contextos con mayores desigualdades económicas y sociales.

Por ello, es importante integrar la “Educación en Situaciones de Emergencia” al funcionamiento regular del sistema educativo mexicano en todos sus componentes: currículo, materiales, gestión escolar, formación de docentes, políticas, educativa, sistemas de información, entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario